Viento

Melilla Medio Ambiente

Melilla Medio Ambiente

Melilla Medio Ambiente

Melilla Medio Ambiente

Viento

Viento

 

Viento

Serglobin Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio AmbienteMedio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente Medio Ambiente

El viento constituye una variable del clima, que junto con la precipitación tiene una importancia  destacada  en  la  gestión  de  los  vertederos  por  su  capacidad  para  difundir  partículas, olores y ruidos a largas distancias. Por este motivo se analiza de una forma individualizada.

La velocidad anual media del viento es de máxima 13,2 km/h  y de mínimo 11,5km/h en los  últimos  10  años,  habiéndose  llegado  a  alcanzar  velocidades  de  hasta  17,4km/h  de  máxima (1982).

Existe una red de Meteorología Portuaria, que contaba hasta 2006 con una estación en Melilla. Según el informe elaborado por Puertos del Estado con los datos aportados por esta estación se obtienen una serie de datos sobre la velocidad y dirección del viento en la zona de Melilla.

Las estaciones disponían de sensores de viento, presión, temperatura del aire, humedad relativa  y  precipitación.  Tanto  sus  características  técnicas  como  su  explotación  respondían a convenciones determinadas por la Organización Meteorológica Mundial y se ajustaban a los Proyectos de Norma Española de la serie 500.

Ubicación estación:

  • Conjunto de Datos: REMPOR
  • Estacion de : Melilla
  • Longitud : -­‐2.93 E
  • Latitud : 35.29 N

En  función  de  la  estación  del  año  en  la  que  nos  encontremos  la  frecuencia  de  las  diferentes direcciones del viento varían. En Invierno las más frecuente es Norte con un 30% seguida de Oeste y Oeste/ suroeste con un 12%. En Primavera es muy semejante al invierno no obstante la frecuencia se ve reducida en todas las direcciones. En Otoño, la dirección más frecuente es Oeste con un 20% seguida de Oeste/ suroeste con un 18%. Mientras que en verano se encuentran más repartidas y con frecuencias comprendidas entre 15% y 9% las direcciones de Norte, Oeste, Oeste/suroeste y Norte/noreste.

Como se observa en la gráfica las velocidades más frecuentes son las menores de entre 1-­‐6 m/s, mientras que las direcciones más frecuentes son norte, Oeste y suroeste/oeste.

Tanto en la rosa de los vientos de velocidad media como en la de velocidad máxima se observa claramente que la dirección predominante del viento es Norte.

Otro  dato  importante  a  tener  en  cuenta  cuando  hablamos  del  viento  es  el  oleaje.  En  nuestro caso de estudio, el vertedero se encuentra ,muy próximo a la costa por lo que será conveniente realizar una breve descripción del oleaje que se dá en la zona.

Para poder conocer los efectos de las corrientes marinas y oleaje, se utilizarán los datos obtenidos de la Boya escalar de Melilla, perteneciente a la REDCOS de Puertos del Estada y  datos  WANA  que  están  formados  por  series  temporales  de  parámetros  de  viento  y  oleaje, procedentes de modelado numérico.

Las boyas de esta red se caracterizan por estar ubicadas en las proximidades de  instalaciones  portuarias,  estando  fondeadas  a  menos  de  100  m.  de  profundidad. En la mayoría de los casos, las medidas están perturbadas tanto por el perfil de la costa, como por los efectos del fondo sobre el oleaje.

Las series WANA proceden del sistema de predicción del estado de la mar que Puertos  del  Estado  ha  desarrollado  en  colaboración  con  la  Agencia  Estatal  de  Meteorología. No obstante, los datos WANA no son datos de predicción sino datos de  diagnóstico  o  análisis.  Esto  supone  que  para  cada  instante  el  modelo  proporciona campos de viento y presión consistentes con la evolución anterior de los parámetros modelado y consistente con las observaciones realizadas.

En las proximidades del Puerto de Melilla en dirección N hay 3 puntos WANA con la información del oleaje en aguas profundas.

Se observa como la probabilidad de aparición en la dirección N es ligeramente superior en el punto 2025003, más próximo a Melilla, que en el resto de puntos situados más al Norte esto se debe a que parte del oleaje proveniente del WNW-­‐NW rola hacia el Norte al encontrarse con el Cabo Tres Forcas. En los siguientes gráficos se puede apreciar este fenómeno.

La  dirección  NE  en  cambio  experimenta  un  aumento  significativo  en  probabilidad  comparando  los  datos  de  los  puntos  WANA  situados  al  norte  del  Cabo  (2024004  y 2025004) y el situado al SE (2024003). Para el punto WANA 2024004 su probabilidad de aparición es del 27%, para el 2025004 aumenta hasta el 31%, mientras que para el 2025003 el valor llega hasta el 38%. Este fenómeno se debe en parte al efecto obstáculo del Cabo que modifica la dirección del oleaje proveniente del NNW hasta la dirección NE.

De los datos del punto WANA se obtiene que las alturas más frecuentes de las olas son 20  y  30  cm,  siendo  16%  y  19%  la  frecuencia,  respectivamente.  Por  encima  de  1,5  metros, no se supera el 1% de frecuencia. El periodo pico más frecuente está en torno a los 6 segundos.

En la distribución de frecuencia de presentación para altura de ola y periodo de pico se observa que el 95% de las olas presentan una altura de ola inferior a 1.5 m, y la altura de ola máxima se encuentra en el intervalo [4.5-­‐5.0) m.

 

Buscar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies