García Tejerina: La conservación del lince ibérico es uno de los máximos exponentes en la historia de la protección de la naturaleza en España

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado que la conservación del lince ibérico es uno de los máximos exponentes en la historia de la protección de la naturaleza en España. A este respecto, la Ministra ha señalado que el esfuerzo conjunto de las Administraciones y de todos los sectores implicados ha permitido salvar al lince ibérico de la extinción.

Isabel García Tejerina ha acompañado esta mañana a Su Majestad la Reina Sofía en la inauguración del nuevo espacio para el lince ibérico en el Zoo Aquarium de Madrid, con la llegada de dos ejemplares procedentes del centro de cría de Zarza de la Granadilla: Jazmín y Kalama.

Al acto han asistido también, entre otras personalidades, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra; el director del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, Basilio Rada; el Consejero Delegado de Parques Reunidos, Fernando Eiroa; y los consejeros de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y de la Junta de Andalucía, Jaime González Taboada y José Fiscal, respectivamente.

PROGRAMA DE CONSERVACIÓN DEL LINCE IBÉRICO

En su intervención, García Tejerina ha asegurado que el Programa de Conservación del Lince Ibérico, coordinado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y enmarcado en la Estrategia Nacional para su conservación, “es un ejemplo de éxito”.

Según ha explicado, el Ministerio de Agricultura contribuye a este programa de cría mediante la gestión de dos de los cuatro centros exclusivos que existen: El centro de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, gestionado con la Junta de Andalucía; y el centro de Granadilla, en Cáceres, que reciben una inversión anual de más de 1,2 millones de euros por parte del Ministerio.

En concreto, ya son 391 los ejemplares que han nacido en toda la red de centros de cría y se ha conseguido reintroducir 145 ejemplares en el medio natural. Estas sueltas han permitido que, en 2016, los linces se hayan reproducido en libertad en Portugal, Extremadura y los Montes de Toledo.

García Tejerina ha precisado que el éxito del Programa de Conservación no depende sólo de las actividades de cría y reintroducción. Para la Ministra, “el conocimiento, la concienciación y la sensibilización son imprescindibles en este programa y en cualquier iniciativa de conservación de la naturaleza”.

De esta forma, la presencia de ejemplares en centros como el Zoo de Madrid, donde tienen asegurada una buena calidad de vida, ayudará a mejorar el conocimiento de esta especie emblemática, y a dar a conocer los resultados de programas de conservación que han demostrado su utilidad.

Para la Ministra, el Zoo Aquarium de Madrid tiene una larga tradición en proyectos de conservación de la fauna amenazada, en el marco del Convenio firmado con el Ministerio y la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios. “Su papel en la conservación y recuperación de especies amenazadas es muy importante”, ha recalcado.  

FUTURO DEL LINCE

Por otra parte, García Tejerina ha afirmado que el futuro del lince es hoy mucho más esperanzador que hace unos pocos años. De hecho, en la actualidad habría en la Península Ibérica unos 400 ejemplares, entre los cuales se cuentan 120 hembras, “muy lejos de los 100 ejemplares de hace 20 años”, ha subrayado.

Además del lince, otras muchas especies que antes estaban al borde de la extinción, como el águila imperial, el buitre negro, el quebrantahuesos o el oso pardo, han superado la situación crítica gracias al trabajo conjunto de todos. En palabras de la Ministra, se trata de “muy buenas noticias que nos animan a seguir trabajando, porque estamos en una tarea de largo recorrido”.