Isabel García Tejerina: Este Gobierno trabaja en una política de agua con visión de futuro

politica agua gobierno

En su intervención en el Foro sobre “Políticas de Agua y Cambio Climático” en Alicante

Señala que en este empeño las claves han sido y seguirán siendo la planificación por cuenca, las infraestructuras hídricas, el cuidado del medio ambiente y la participación de los usuarios en la toma de decisiones

Destaca la labor desarrollada para potenciar el ahorro y la eficiencia del regadío, con la modernización de 1,5 millones de hectáreas que ha supuesto un ahorro de 3.000 hm3 al año

Apuesta por un Pacto Nacional del Agua que haga de la gestión de este recurso una auténtica política de Estado, integradora, consensuada y solidaria, con vocación de permanencia

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha afirmado hoy que el gobierno lleva años trabajando en una política de agua con visión de futuro, de forma que permita afrontar la actual escasez de la manera más eficiente posible, y con el máximo consenso.

Un empeño, ha añadido, en el que las claves han sido y seguirán siendo la planificación por cuenca, las infraestructuras hídricas, el cuidado de nuestro medio ambiente y, especialmente, el diálogo y la participación de los usuarios en la toma de decisiones, indispensables para hacer frente a un desafío que avanza de manera inexorable.

García Tejerina, que ha intervenido hoy en el desayuno-coloquio sobre “Políticas de agua y cambio climático: Una oportunidad para el futuro”, organizado por el Foro Club Información-Universidad de Alicante-Bankia e Institución Ferial de Alicante,  ha recordado que en esa línea el Gobierno aprobó dos ciclos de planificación hidrológica para cada una de las cuencas de los ríos y promovió el Plan CRECE, con una inversión de cerca de 1.200 M€ hasta 2020 para ayudar a las administraciones regionales y locales a cumplir sus obligaciones de depuración y saneamiento.

En el marco de esa política del agua, la ministra también ha resaltado la importancia de los primeros Planes de Gestión del Riesgo de Inundaciones, aprobados con una inversión de 800 millones de euros, y en el plano medioambiental, la declaración de 135 reservas naturales fluviales y el establecimiento de caudales ecológicos de los ríos.

Igualmente ha destacado la labor desarrollada para potenciar el ahorro y la eficiencia del regadío con la modernización de 1,5 millones de hectáreas, que ha supuesto un ahorro de 3.000 hm3 al año. Una senda de modernización que tendrá su continuidad abordándose en el futuro un total de 800.000 hectáreas en toda España.

De esta forma, ha apuntado García Tejerina, España cuenta con un sistema de gestión de las aguas de los más completos y eficaces del mundo, que permite atender las necesidades de los más de 46 millones de españoles y los más de 82 millones de turistas que nos visitan cada año.

UN PACTO NACIONAL DEL AGUA CON VOCACIÓN DE PERMANENCIA

En esta labor del Gobierno por el impulso de la política del agua, García Tejerina ha apostado por un Pacto Nacional del Agua que haga de la gestión  de los recursos hídricos una auténtica política de Estado, integradora, consensuada, solidaria y con vocación de permanencia.

En la consecución de este objetivo la ministra ha resaltado la importancia de la participación de todas las partes implicadas, para lo que se han celebrado más de 125 reuniones ya que, ha afirmado García Tejerina, toca avanzar todos juntos para cuidar el agua y el medio ambiente, y para  atender las demandas de forma sostenible.

Para garantizar la sostenibilidad del agua a largo plazo, la ministra ha destacado también cuatro objetivos relacionados con el medio ambiente en el marco del Pacto Nacional del Agua, como son el cumplimiento de los objetivos ambientales establecidos en los Planes Hidrológicos de Cuenca; la atención a los déficits hídricos; la puesta en marcha de proyectos estructurales destinados a prevenir el riesgo de inundaciones y el cumplimiento de  compromisos con la Unión Europea, de acuerdo a la Directiva Marco del Agua, que exige la compensación de los efectos perjudiciales que ciertas actividades pueden provocar sobre el medio ambiente.

García Tejerina ha concluido su intervención apostando por un Pacto por el Agua que sea también un pacto con el medio ambiente, con las personas, con el territorio y con el futuro.

Fuente: mapama.gob.es