Pablo Saavedra: “El desarrollo del conocimiento es la clave para afrontar los grandes retos medioambientales”

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, ha asegurado hoy que “el desarrollo del conocimiento es la clave para afrontar los grandes retos medioambientales y superar la escasez de recursos”. Así lo ha subrayado durante la inauguración de una Jornada sobre “La Iniciativa 4 por mil en España: de París a Marrakech”, organizada en Madrid por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En esta jornada, han participado más de un centenar de representantes del ámbito científico, empresarial, de las administraciones nacionales e internacionales y de la sociedad civil, que han debatido sobre el futuro de la “Iniciativa 4 por 1000”, impulsada por Francia en el marco de la “Agenda de Acción Lima-París” y a la que España se sumó durante la COP21 en París.

Tiene como objetivo aumentar el contenido de carbono orgánico de los suelos de manera que éstos se conviertan en sumideros de carbono y contribuyan así a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

“Nos encontramos ante una iniciativa muy relevante para el sector agroforestal y para la lucha contra el cambio climático”, ha resaltado el secretario de Estado de Medio Ambiente, tras valorar que las políticas de cambio climático “deben ponerse en marcha desde todos los ámbitos y entre todos”.

AUMENTAR EL CARBONO ORGANICO

Los investigadores, agricultores, empresas y organizaciones participantes en este foro han resaltado que un aumento del carbono orgánico de los suelos tiene además la ventaja de mejorar su resiliencia y la de los cultivos ante los impactos del cambio climático, convirtiéndose en una estrategia tanto de mitigación como de adaptación al cambio climático. Asimismo, genera múltiples co-beneficios dando respuesta a aspectos cruciales para nuestro país como la desertificación, la erosión o la conservación de la biodiversidad.

La jornada ha contado con la participación de representantes del Ministerio de Agricultura de Francia, quienes han explicado cómo se está interiorizando esta iniciativa en sus políticas nacionales. Asimismo, se ha abordado la identificación de acciones y medidas para la incorporación del carbono orgánico a los suelos españoles; los programas de investigación y cooperación científica en este ámbito y las metas y objetivos de España para apoyar los avances de la iniciativa a nivel internacional y que serán presentados en la Cumbre de Cambio Climático (COP22) de Marrakech el próximo noviembre.

El director general de Producciones y Mercados Agrarios, Fernando Miranda, en su intervención ha subrayado la importancia de abordar la iniciativa 4 por mil desde una perspectiva más amplia, dentro de una estrategia que englobe todas las actuaciones relativas a la agricultura y su relación con el clima y el medio ambiente. Así, esta estrategia debe ser el origen del que deben surgir las iniciativas y medidas que conformen la respuesta de la agricultura a los retos y compromisos derivados de la COP 21, del paquete “Aire Limpio”, de iniciativas como la Economía Circular y, también de las propuestas para la PAC más allá de 2020. “Todo ello con el objeto de que dichas medidas e iniciativas sean coherentes, viables, sinérgicas y evaluables”, ha indicado.

Además, la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Begoña Nieto, ha afirmado que “contamos con instrumentos para, por un lado, medir el contenido de carbono orgánico del suelo y, por otro  lado, fomentar la adopción de prácticas agronómicas tendentes a su incremento.”

Por su parte, la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, ha subrayado que “España trabajará conjuntamente con Francia para el desarrollo de una estrategia para la implementaciónde la “Iniciativa 4 por mil” en España y su desarrollo en el corto y medio plazo”.

Durante la clausura del foro, el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas, ha destacado elpotencial de la Iniciativa en España,  y que “debemos continuar apoyándonos en todos los sectores implicados, desde las Administraciones hasta los sectores productivos, para impulsar y aplicar la incorporación de carbono a los suelos mediante prácticas agrarias y forestales adecuadas”.

PAPEL ACTIVO DE ESPAÑA

El Gobierno de Francia, coincidiendo con el año internacional de los suelos y la importancia de éstos en la mitigación del cambio climático lanzó esta iniciativa el año pasado. Más de 30 países han firmado su adhesión, entre ellos, Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Uruguay y España, junto a organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM) y el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR, por sus siglas en inglés).

España participa en este proyecto de una manera activa, generando conocimiento mediante un panel interdisciplinar que trabajará a través de la innovación para mejorar la productividad de los cultivos, minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero y garantizando la resiliencia a los impactos de cambio climático.

Compartirá su experiencia con el Registro de Huella de Carbono y compensación, a través de proyectos de absorción en los suelos españoles y la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático se pondrá a disposición de esta iniciativa para crear inteligencia en el desarrollo de prácticas sostenibles para los agricultores.

Fuente: http://www.magrama.gob.es/