Quevedo asegura que la gestión de los daños del terremoto fue “rápida y eficaz”

 

Un año después del terremoto del 25 de enero, el consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, ha dado cuenta de las actuaciones llevadas a cabo desde su área. Una gestión que considera fue “rápida y eficaz” porque desde el mismo 26 de enero se empezó a trabajar con los trámites de urgencia y en la valoración de daños.

Precisamente ha resaltado que “prácticamente se acertó en la previsión aportada desde el Gobierno local de 11,9 millones de euros”. Una cantidad que ha venido recibiendo el Ejecutivo autónomo a través de tres reales decretos.

En relación a los proyectos llevados a cabo desde el 25 de enero, Quevedo ha recordado que su área se ha centrado en la estabilización de los torreones y en el refuerzo de la planta baja del Palacio de la Asamblea para que, a los pocos días del seísmo, los funcionarios pudieran entrar nuevamente al edificio.

Del mismo modo, explica que ahora disponen de una cuantía de 3,1 millones de euros, el 50% aportado por el Estado, que emplearán en la reforma de otros espacios del Ayuntamiento, para actuar en el Cementerio de la Purísima, así como en la depuradora de agua.

El plazo que tiene la Ciudad para la justificación de estas actuaciones es finales de 2017, aunque en caso de fuerza mayor se podría dar un tiempo más. Asimismo, Quevedo anuncia que se aprovecharán las obras a realizar en el Palacio de la Asamblea para efectuar mejoras como, por ejemplo, en la red eléctrica.

 

Fuente: melillamedia.es