Una avería en la planta desaladora obliga a reducir la presión del agua en toda Melilla

Una avería en un transformador electrónico de alta tensión en la planta desaladora va a provocar que durante los próximos días la presión de agua se reduzca en los hogares de Melilla. Según explica el consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, la pieza que tiene que ser reemplazada tiene que venir de Israel y está previsto que llegue a la ciudad autónoma el próximo miércoles.

Igualmente, explica que las tres líneas de la desaladora se encuentran apagadas y que está previsto que mañana lleguen técnicos para intentar arrancar alguna y mitigar así los efectos de que no funcione ninguna. En este punto, Quevedo indica que entre hoy y hasta la semana que viene, se reducirá la presión de agua entre las 15:00 y las 7:00 horas.

Apunta que la mayor parte de las viviendas con aljibes no notarán la diferencia y que el Barrio de la Victoria tampoco se verá afectado, pero sí se comprobará en casas de barrios altos como el Monte María Cristina o Reina Regente. En cualquier caso, desde la Ciudad se explica que éste ha sido una avería “poco habitual” y que tratarán de solventarla a la mayor rapidez posible.