El verano de 2017 ha sido el segundo más cálido de la serie histórica, según Aemet

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), dependiente del Ministeriode Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), ha definido el verano (trimestre junio-julio-agosto) como “muy cálido”, con una temperatura media de 24,7 ºC, que queda 1,6 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981-2010), según ha informado hoy la portavoz de la Agencia, Ana Casals.

Se ha tratado del segundo verano más cálido desde 1965, por detrás de 2003, en el que la temperatura media fue de 25,0 ºC, quedando por encima de los veranos de 2015 y 2016, a los que ha superado en 0,2 ºC y 0,5 ºC, respectivamente. Ha sido, por tanto, también el segundo verano más cálido desde el comienzo del siglo XXI.

El verano ha tenido un carácter extremadamente cálido en amplias zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Castilla y León y sur de Aragón, lo que significa que en esas zonas ha sido el más cálido. Las anomalías de las temperaturas máximas se situaron en promedio 1,9 ºC por encima de lo normal del trimestre, mientras que las de las temperaturas mínimas fueron 1,4 ºC superiores a las normales. La oscilación térmica diurna fue, por tanto, 0,5 ºC superior a la normal del verano.

Se registraron tres olas de calor a lo largo del verano. La primera, del 13 al 21 de junio, afectó sobre todo al oeste, centro y noreste de la península. Durante la siguiente, entre el 12 y 16 de julio, se registraron las temperaturas más elevadas del verano y afectó sobre todo al sur y centro de la península. Finalmente, entre los días 2 y 6 de agosto hubo otra ola de calor que afectó sobre todo al sur y este de la península y a Baleares.

Se superaron algunos registros históricos de temperaturas máximas, entre los que cabe destacar el valor de 46,9ºC alcanzados el 13 de julio en Córdoba/aeropuerto, y que se trata de la temperatura más alta registrada hasta la fecha en las estaciones de la red principal de Aemet. Las temperaturas mínimas también fueron en general muy altas, sobresaliendo el dato registrado en Palma el día 2 de agosto: 28,9ºC.

PRECIPITACIONES

En cuanto a las precipitaciones, el verano ha sido en su conjunto húmedo, con una precipitación media sobre España de 79 mm, valor que queda un 7% por encima del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010. Junio registró un 3% más de precipitación respecto al valor medio, julio un 10% menos y agosto superó el valor normal en un 26%

Las precipitaciones, en muchas ocasiones debidas a tormentas, superaron los valores normales en amplias zonas del sureste y de la mitad norte peninsular, sur de Andalucía, Baleares y Canarias oriental. Se registraron precipitaciones superiores al doble de los valores normales en el centro de Aragón, sur y oeste de Comunidad de Madrid, norte de Extremadura, noroeste de Cuenca, sureste peninsular y sur de Mallorca, mientras que en la provincia Almería se triplicaron.

Por el contrario, no alcanzaron el 75% de los valores normales en gran parte del tercio sur peninsular, Cataluña, Galicia, oeste de Castilla y León y Canarias occidental. No alcanzaron el 25% en parte de Andalucía occidental y sureste de Extremadura, en pequeñas zonas entre Granada y Albacete, y en Canarias occidental.

La precipitación registrada en el año hidrológico es un 12% inferior a los valores normales. Las cantidades acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 17 de septiembre de 2017, son inferiores al valor normal en gran parte de España y no alcanzan ni el 75% del valor normal en Galicia, norte de Castilla y León, gran parte de Asturias y de Cantabria, y diversas áreas de Extremadura, Andalucía y Canarias.  Por el contrario, las precipitaciones superan a las normales en una extensa área que abarca el sureste y levante peninsulares, en zonas del centro de Aragón, este de la Rioja y sur de Navarra, así como al oeste de Madrid , diversas zonas de Andalucía y Baleares. En el sureste peninsular y sur de Mallorca las precipitaciones han superado el valor normal en más de un 50%.

PRÓXIMO TRIMESTRE

Para el trimestre octubre-noviembre-diciembre se prevén para España temperaturas en general por encima de los valores normales, especialmente en el este de la Península. La anomalía será más marcada en el mes de octubre.

Existe mucha incertidumbre acerca de las precipitaciones que puedan registrarse en el trimestre. Lo más probable es que octubre sea en general más seco de lo normal y que noviembre y diciembre se encuentren en torno a los valores normales o algo más húmedos. Hay que destacar que el comportamiento de las precipitaciones en el trimestre octubre-noviembre-diciembre es muy importante en el balance hídrico nacional, ya que en esos tres meses se recoge, en promedio, el 37% de la precipitación media anual.